Noticias

Empresarios de Houston promueven intercambio comercial entre Yucatán y Texas

Viernes, 25 de Septiembre de 2015

Mérida, Yucatán, 17 de septiembre de 2015.- Con el objetivo de promover el comercio y las oportunidades de inversión entre Texas y Yucatán, el titular de la Secretaría de Fomento Económico (Sefoe), David Alpizar Carrillo, recibió este día a la presidenta y al vicepresidente de la Cámara de Empresarios Latinos de Houston (CELH), Adriana González y Oswaldo Villanueva, respectivamente, en la Dirección de Comercio de la dependencia.

Durante el encuentro en el que participaron unos 70 mujeres y hombres de negocios locales, Alpizar Carrillo resaltó que los empresarios yucatecos son dinámicos y sus productos se distinguen por una manufactura competitiva que cumple no solamente con las normas y necesidades de entornos locales, sino también de los nacionales e internacionales, por lo que son altas las posibilidades de concretar alianzas que fortalezcan la economía en ambas regiones.

Entre Yucatán y Texas, afirmó, existe una ancestral relación comercial que ha perdurado a lo largo de muchos años y que se ha visto favorecida en especial por nuestros compañeros latinos, quienes tienen una presencia muy importante en ese estado de la Unión y Americana, por lo que prevalecen lazos importantes que empiezan desde el propio idioma y la idiosincrasia.

“Son grandes las oportunidades para fraguar relaciones a largo plazo entre Yucatán y Texas, y entre Mérida y Houston. Al final del día de ambos lados de la frontera compartimos el afán de abrir oportunidades y hacer negocios”, expresó el titular de la Sefoe ante los empresarios que se dieron cita en el Salón Chichén Itzá del Instituto Yucateco de Emprendedores (IYEM), aledaño a la dirección de Comercio.

Por su parte, el vicepresidente de la CELH, Oswaldo Villanueva, expuso que Texas es una economía en crecimiento con grandes ventajas debido al boom energético que continúa hasta el momento, a la migración de compañías de tecnología desde California y al crecimiento de la comunidad empresarial hispana.

También cuenta con una mano de obra joven e hispana, un Producto Interno Bruto (PIB) superior al promedio nacional, liderazgo en la creación de empleo a nivel país, así como una tramitología amable.

“México es el segundo proveedor de alimentos procesados a Estados Unidos y los mercados más importantes para vender productos son Chicago, Dallas, Houston, Los Ángeles, Nueva York y San Antonio”, explicó.

Lo más demandado de México en Texas son refrescos, jarabes concentrados, pan, tortillas, quesos, chocolate, café, artículos de confitería, conservas, tamales congelados, salsas, mermeladas, tequila, chiles en polvo, aceites comestibles, frijoles enlatados, frutas deshidratadas, vinos, productos gourmet y típicos de decoración, indicó.

Ante los empresarios locales, Villanueva agregó que Estados Unidos, en especial las regiones con gran presencia de habitantes de origen y ascendencia latina, representa un gran potencial en el nicho de “la nostalgia”, con mayor razón si se toma en cuenta la existencia de más de 13 millones de mexicanos y más de 50 millones de hispanos en el vecino país.

Por otra parte, México importa materias primas y aparatos de Estados Unidos por Texas, tales como derivados del petróleo (aceites, plásticos y polímeros), combustibles (gasolinas y diésel), gas natural, propano y butano; componentes electrónicos, computadoras, equipos de tecnología y de transportación, así como maquinaria industrial y para la construcción.

Apuntó que Texas soporta más de la tercera parte del total del intercambio comercial entre Estados Unidos y México.

El valor de las exportaciones de Texas a México es mayor que el valor de lo que cada una de las demás entidades estadunidenses exporta al mundo, con excepción de California y Nueva York.

Entre las recomendaciones que el vicepresidente de la CELH dio a los empresarios interesados en hacer negocios, está la importancia de conocer bien el potencial de su marca o producto en los mercados en los que se pretende incursionar, preferentemente poyándose en un estudio antes de iniciar cualquier proceso de internacionalización.

Explicó que el norteamericano debe palpar la certeza de que trata con el representante de una firma bien establecida.

“En el trato con hombres de negocios estadounidenses, sus pedidos, solicitudes y comunicaciones deberán ser breves, concisas y puntuales”, advirtió.

Por su parte, la presidenta de la Cámara de Empresarios Latinos de Houston, Adriana González, invitó a los asistentes a aliarse a dicha organización fundada en 1994 según las leyes de Texas y declarada sin fines de lucro, cuya membrecía está compuesta, en su mayoría, por personas de origen latinoamericano.

Entre los giros de sus asociados citó restaurantes, hoteles, tiendas de abarrotes, contratistas, bancos, aerolíneas, centros de idiomas, tecnología y sistemas; mercadeo y publicidad, asesoría financiera, distribuidores mayoristas y minoristas, compañías “oil&gas;” y de comunicación, además de profesionales independientes (abogados, contadores, ingenieros, agentes de bienes raíces, entre otros).

Estuvieron en el evento los presidentes de los Consejos Coordinador Empresarial (CCE), Álvaro Mimenza Aguiar, y Mexicano de Comercio Exterior, Inversión y Tecnología (Comce), Jorge Habib Abimerhi, así como de las Cámaras Nacionales de la Industria de Transformación (Canacintra), delegación Yucatán, Mario Can Marín y de Industria del Vestido (Canaives) a nivel local, Reynaldo Perdomo Castellanos.

También, el director de Comercio de la Sefoe, José Canto Tamayo, y el representante de la delegación de la Secretaría de Economía, Etzrra Mena Larrañaga Bonavides.



--
Secretaría de Fomento Económico
Comunicación Social
Anuncios oficiales